Saltar al contenido
Blog de Salud y Cosmética Natural de El Bazar Natural ©

El Aceite del Árbol del Té

ACEITE ESENCIAL DEL ÁRBOL DEL TÉ.

Antispético y desinfectante

Los aceites esenciales son unas sustancias líquidas muy concentradas, provenientes de la destilación por arrastre de vapor de plantas, raíces, semillas o maderas nobles. En la destilación por arrastre el vapor son forzadas en un tanque, donde se descomponen y rompen las glándulas del producto original para extraer el aceite. A continuación se pasa a una fase de enfriamiento para poder recoger los aceites y envasarlos. La eficacia de los aceites esenciales, tanto para uso cosmético como terapéutico, dependerá de su pureza y calidad.

Uno de los aceites esenciales más conocido por sus propiedades (antiséptico, bactericida, desinfectante y desodorante) es el aceite esencial de Árbol de Té. El Árbol de Té (Maleleuca Alternifolia), de origen australiano, junto con el cajepu y el niauli, pertenece a la subespecie Maleleuca de la la familia Myrtaceae. A esa misma familia pertenecen el clavo, el eucalipto y el mirto. La propiedad común a todos los aceites esenciales de mirtáceas es su capacidad antiinfecciosa. Entre los principios activos del Árbol del Té se incluyen grandes cantidades de terpineol y diversos alcoholes.

Arbol del te

Hoy en día el aceite esencial del Árbol del Té es un remedio natural apreciado y quién lo conoce y lo prueba recurre a él con frecuencia.

USOS Y APLICACIONES DEL ACEITE ESENCIAL DE ÁRBOL DE TÉ:

  • Para baños: añadir 3 gotas al agua del baño para tratar refriados, gripes y enfermedades infecciosas.
 
  • Herpes: aplicar 2 gotas a un aceite o crema y ponerlo sobre el herpes cuando aparezcan los primeros síntomas de ardor, previos a las ampollas.
 
  • Verrugas: se pueden eliminar colocando a diario una gota de aceite esencial de Árbol de Té en el centro de la verruga y después cubrirla con un esparadrapo. No utilizar si están cerca de los ojos.
 
  • Acné: añadir 3 gotas a un aceite o crema facial y aplicarlo tres veces al día. En caso de granos grandes aplicar una gota directamente. Reduce rápidamente el calor y el dolor, eliminando los granos con bastante rapidez.
 
  • Quemaduras: poner 3 gotas en una taza de agua hirviendo y dejar que los vapores actúen cerca de la quemadura durante 10 minutos.
 
  • Hongos: añadir 3 gotas a un poco de aceite o crema y aplicar tres veces al día.
 
  • Aftas, llagas y caries: se puede poner una gota en el cepillo dental junto con el dentífrico o una gota en un poco de agua para enjuagar.
 
  • Geles de baño: añadir 6 gotas a un litro de gel y agitar fuerte. Nos servirá como protector de nuestra piel en saunas, gimnasios, etc.
 
  • Picaduras de insectos: aplicar una gota directamente sobre la picadura.
 
  • Piojos: añadir 12 gotas al champú y agitar fuerte. Usarlo como antiparasitario capilar.
 
  • Repelente de insectos: mezclar 7 gotas con litro y medio de agua, agitar y pulverizar la casa. Para evitar que entren hormigas poner unas gotas en los puntos de entrada.

Los 10 usus más frecuentes del aceite del árbol del te
 
Como podemos ver, el aceite esencial de Árbol de Té es muy versátil, un imprescindible para tener siempre a mano ya que nos puede ayudar en muchas ocasiones. Incorpora a tu botiquín un buen aceite esencial de Árbol de Té de la mejor calidad, un auténtico remedio natural para muchas cosas. En El Bazar Natural www.elbazarnatural.com podrás encontrar diferentes productos con aceite de Árbol del Té para cuidar tu piel.


La información contenida en esta web tiene un caracter informativo y/o divulgativo. No puede ser considerada en ningún caso como sustitutiva de la prescripción, diagnóstico o tratamiento médico. Si tiene cualquier enfermedad o dolencia le recomendamos que consulte con un profesional de la salud (médico, naturópata, dietista, fitoterapeuta…). Los complementos dietéticos no deben utilizarse como sustitutos de una dieta sana, equilibrada y un estilo de vida saludable. No superar la dosis diaria recomendada. Mantener fuera del alcance de los niños.