Saltar al contenido
Blog de Salud y Cosmética Natural de El Bazar Natural ©

Cuidados de la piel durante el embarazo

CUIDADOS DE LA PIEL DURANTE EL EMBARAZO.
 
Desde El Bazar Natural te damos algunos consejos para esta etapa.
 
El embarazo es una etapa de cambios en la que nos preparamos para la llegada de una nueva vida. Estos cambios también afectan a la piel y por eso debemos cuidarla para evitar secuelas posteriores.
 
Durante el embarazo se producen una serie de alteraciones en el metabolismo y cambios hormonales en la madre que se reflejan externamente, sobre todo en la piel. Estos cambios hormonales y la tensión a la que se ve sometida la piel hacen que puedan aparecer estrías, arañas vasculares, celulitis, manchas, picor… Por eso, es importante saber qué puedes hacer para que tu piel esté cuidada a lo largo de estos felices nueve meses.
 
Muchas embarazadas tienen mejor aspecto que nunca, su piel y su cabello lucen saludables. Esto se debe a que el corazón de una mujer embarazada tiene que bombear más sangre para que ésta llegue hasta el útero. No obstante, se deben seguir una serie de cuidados para que continúen igual de saludables hasta el final del embarazo.
 
Lo primero es alimentarse correctamente, mantener una dieta variada y equilibrada en la que no falten frutas ni verduras, reduce la sal y no abuses de comidas grasas ni de dulces. También debes beber dos litros de agua para mantenerte hidratada.
 
Para la higiene diaria usa jabones neutros y naturales. No son recomendables los baños muy calientes, mejor la ducha con agua templada. Aplícate alguna crema, leche, loción o aceite hidratante adecuado a tu tipo de piel. Una correcta hidratación y nutrición de la piel ayuda a evitar irritaciones y picores. La hidratación va a ser fundamental también para prevenir las estrías. Aplícate algún aceite antiestrías dos veces al día, con suaves masajes circulares, hasta su completa absorción. De esta forma aportarás elasticidad a la piel.
 
Para prevenir la celulitis puedes darte suaves masajes circulares ascendentes, con algún aceite o crema hidratante que se pueda utilizar durante el embarazo. Insiste más en las zonas más comunes de acumulación de grasa como son los muslos. Es conveniente evitar la retención de líquidos y problemas circulatorios de retorno. Trata de hacer ejercicio suave y de caminar 30 minutos al día.
 
Para cuidar tu rostro puedes aplicarte alguna mascarilla relajante dos veces por semana, sobre la piel limpia. Aplícate a diario crema hidratante de día con protección solar. A la hora de elegir las cremas, asegúrate que sean adecuadas para usar durante el embarazo, ya que el retinol, ácidos, algunos aceites esenciales y algas están contraindicados. Tampoco debes usar productos blanquantes ni despigmentantes.
 
A algunas embarazadas les aparece de nuevo granitos en su rostro, sobre todo en la barbilla, reapareciendo de nuevo el acné; en estos casos será necesaria una correcta limpieza facial, mañana y noche, con productos adecuados, y realizar una exfoliación facial una vez por semana. Evita los productos que contengan retinoides y ácido salicílico.
 
Durante el embarazo es más fácil que aparezcan manchas oscuras en la piel por el sol. Por lo tanto no salgas de casa sin echarte protección solar, mínimo de factor 30. Si te coincide en verano y vas a la playa, usa la máxima protección, sombrero de ala ancha y no olvides la sombrilla.
 
Evita usar ropa ajustada. En verano usa prendas cómodas, amplias y de algodón. Tus pies y tobillos también estarán más hinchados, por lo que es posible que necesites una talla más de calzado. Puedes aliviar la hinchazón de pies poniéndolos en alto.
 
En las últimas semanas de embarazo tu cara y tu cuello pueden hincharse debido a la retención de líquidos. Para disminuir la hinchazón es útil colocar una toalla empapada en agua fría.
 
Que no te de pereza. Cuida tu piel durante el embarazo con productos de cosmética naturalhigiene natural y verás los resultados.